This website uses cookies in order to collect statistical data from the navigation of its users. If you continue browsing, we consider that you accept the use of such cookies. More Information (X) Accept

Current Affairs

News

LA INCORPORACIÓN DEL DEPÓSITO DE LA SOGA A LA RED MUNICIPAL GARANTIZA EL SUMINISTRO DE AGUA EN TODA LA LOCALIDAD

LA INCORPORACIÓN DEL DEPÓSITO DE LA SOGA A LA RED MUNICIPAL GARANTIZA EL SUMINISTRO DE AGUA EN TODA LA LOCALIDAD

Noticia publicada el 27-01-2021

El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas; el consejero-delegado de Emabesa (empresa municipal de aguas de Benalmádena), Joaquín Villazón; y el gerente de Emabesa, Pedro del Campo, han visitado esta mañana las obras que se están desarrollando en el depósito de agua La Soga, situado en la calle Paseo de Toledo.

“Este depósito tiene una capacidad de 5.000 metros cúbicos, y se creó como consecuencia del desarrollo urbanístico del sector Tajo de la Soga”, ha detallado el alcalde.

“Desde el Ayuntamiento hemos tardado casi 15 años en formalizar la cesión de este depósito, por dificultades de entendimiento entre los desarrolladores urbanísticos y la administración local, pero ya por fin se pone en marcha una de las infraestructuras más importantes en materia de abastecimiento de agua en Benalmádena”, ha puesto en valor Navas.

“Recuperar esta infraestructura para incorporarla a la red municipal es consecuencia de nuestro afán por garantizar el suministro de agua a todos los rincones de Benalmádena”, ha subrayado el alcalde.

“Con el depósito de La Soga, culminamos un circuito circular que comunica todos los depósitos de agua y permite, en caso de avería en la red de Acosol, garantizar el suministro durante tres días, poniendo así fin a los problemas de abastecimiento”, ha destacado Navas.

La inversión realizada por Emabesa en esta obra supera los 700.000 euros, y supone conectar este aljibe con el depósito de Retamar.

“Tras muchos años de negociaciones y trabajo, hemos conseguido incluir este depósito en la red municipal, y se trata de un aljibe muy necesario ya que hasta el momento todo el suministro a Benalmádena Pueblo se realizaba mediante los pozos”, ha explicado Villazón.

“La situación de los pozos ha ido tornándose más precaria con el paso de los años, así que gracias a esta obra cerramos el círculo, y desde este aljibe facilitamos el suministro al pueblo de todo el agua que nos llega procedente de Río Verde”, ha detallado.

“De esta forma garantizamos el suministro de agua a Benalmádena Pueblo tanto hoy como en años venideros, eliminando la dependencia que este núcleo tenía con los pozos, y por este motivo considero que se trata de la obra más importante que hemos realizado para reforzar el suministro de agua en el municipio”, ha valorado el consejero delegado.

“Con esta obra culminamos el Plan de Desarrollo de Infraestructuras Generales, conectando este depósito de 5.000 metros cúbicos con toda la red del municipio, obteniendo un doble beneficio: que todo el municipio pueda acceder a toda nuestra capacidad de abastecimiento ya que podemos hacer conexiones entre depósitos, y disponer de acceso tanto al agua de sondeos propios, de la que actualmente depende Benalmádena Pueblo y las urbanizaciones situadas en los terrenos limítrofes con Fuengirola (Capellanía, Higuerón, Retamar…), como de Acosol, lo que supone una completa garantía del suministro ante cualquier eventualidad que pueda surgir”, ha precisado Pedro del Campo, que ha estimado que la infraestructura pueda estar plenamente operativa el próximo marzo.

Gracias a las obras realizadas por Emabesa en este depósito, se podrá enviar agua de Acosol por medio del bombeo que se está instalando; y, a su vez, en caso de necesidad en la zona de La Soga se podrá enviar agua desde el pueblo.

Para el funcionamiento de las bombas de impulsión se ha tenido que traer una línea eléctrica de media tensión y la instalación de un transformador de luz. También se ha procedido a la construcción de una nueva sala para las bombas y válvulas, así como la impermeabilización de todo el depósito con motivo de las filtraciones que se estaban produciendo. Además, se ha procedido al acondicionamiento y vallado de la parcela de esta infraestructura, y a la mejora del bombeo conocido como los Elefantes.

El agua será impulsada desde el depósito La Soga a los de Retamar y la Cruz, a través de una tubería de fundición ductil de 400 mm de diámetro conectada entra ambos depósitos.